Ser turista en tu propia ciudad

Hoy quería compartir contigo una reflexión.

Seguro que has notado cómo el centro de Madrid (o de tu ciudad si nos lees desde otros puntos), que antes apenas era transitable, te ha recibido estos últimos meses con una calma inusual.

Pasear por la Plaza Mayor o por la Plaza de Oriente se hacía extraño. Toda esa arquitectura emblemática que antes acababa pasando casi desapercibida entre la multitud, ha reaparecido clara y serena ante nuestros ojos.

Los trayectos que antes se hacían complicados (¿quién no ha detestado tener que ir al centro en Navidad?) han pasado a ser de lo más placenteros.
Ante esta situación tan excepcional, el patrimonio de nuestra ciudad parece haber abierto los brazos para acogernos en un reencuentro cálido. Es el momento de aprovecharlo.

Desde Azul de Acre, tal y como comunicamos hace días a nuestra comunidad y alumnado, por seguridad y debido a las restricciones vigentes en la Comunidad para realizar actividades en grupo, tenemos que aguardar para volver a caminar contigo las calles de Madrid.

Lo que sí haremos es permanecer en contacto contigo, ofreciéndote programas virtuales pensados para que tú puedas disfrutar de lo aprendido en paseos o visitas a museos por tu cuenta.

Y es que hay algo urgente: la cultura agoniza. Está en nuestra mano mantenerla con vida.

Ha llegado la hora de ser turistas en nuestra propia ciudad. Y es posible desde el cuidado y la seguridad.

Haz la prueba: sal de paseo un día. Pero hazlo con la mirada limpia, preparada para fijarse en todos los elementos que das por sentado. Contempla las calles, rincones o edificios como si fuera la primera vez. Empéñate en buscar detalles, detente un segundo para prestar atención.

En nuestras rutas siempre, siempre, siempre alguien nos dice: “Parece mentira, con la cantidad de veces que he pasado por aquí, y no me había fijado”. Y lo digo siempre: porque en nuestra ciudad no paseamos como cuando estamos de vacaciones en otros lugares. Siempre vamos a algún sitio porque tenemos algo que hacer.

Recuerda: turista en tu propia ciudad. Aprovecha este momento y reencuéntrate, reconecta, reaprópiate de ella.

Del mismo modo, aunque nosotros no podamos acompañarte como antes, acudir a una exposición de forma individual es seguro. Las instituciones mantienen unas limitaciones de aforo muy estrictas y unas medidas de seguridad e higiene elevadísimas.Si continúas asistiendo con cuidado, estarás insuflando un aire muy necesario.  Nuestra parte del trato es seguir facilitándote el acceso al arte y patrimonio cultural, con el compromiso de que tú puedas acudir a disfrutarlo.

Tracemos juntos un hilo que nos mantenga siempre en contacto con nuestro patrimonio.

A partir del 15 de septiembre, y por tiempo limitado, puedes formar parte de nuestras nuevas actividades online.

Puedes consultarlas pulsando aquí.

Y si no quieres perderte ninguna de nuestras convocatorias, recibir acceso a actividades exclusivas y otras gratuitas, apúntate a nuestra lista de correo y pasarás a formar parte de una comunidad de amantes del arte y del patrimonio muy fetén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salir de la versión móvil